Archipiélago de Los Canarréos… el paraíso cubano

Cuando se trata de chárter para superyates de lujo, a veces puede ser fácil olvidar que hay un gran mundo por descubrir fuera del ajetreo de los principales destinos del Mediterráneo y el Caribe. Cada vez son más los propietarios y clientes que optan por alejarse de estos destinos tan conocidos, por lo que a continuación destacamos algunos de los destinos de destinos más interesantes de los cuatro rincones del mundo.

Cuba es un país que capta la curiosidad y despierta los sentidos. Con edificios desgastados por el tiempo que se derrumban en las pegajosas calles y relucientes coches americanos de época que pasan por delante de los sensuales clubes de salsa, Cuba tiene la capacidad de transportar a los visitantes décadas atrás a una época olvidada. Siendo uno de los países más singulares del mundo, la preservación de este timewarp caribeño está sintiendo la presión del aumento del turismo.

Mientras los viajeros acuden en masa a tierra firme, las lejanas islas de la costa sur de Cuba están en gran parte deshabitadas y son un paraíso perfecto listo para ser explorado. Estas aventuras son las que hacen que los viajes chárter sean tan especiales, ya que a los más de 300 diminutos islotes del Archipiélago de Los Canarréos sólo se puede acceder a bordo de un barco o un yate de lujo.

Alquiler barcos lujo

Primer día

En la bahía natural excavada en la costa sur de Cuba está situado el puerto deportivo de Cienfuegos, primera escala de su aventura caribeña. Apodada la Perla del Sur de Cuba, Cienfuegos es un punto de partida perfecto para adentrarse en el colorido caos de la cultura cubana. Fundada por los franceses en 1819, Cienfuegos es uno de los asentamientos más recientes de Cuba y, sin duda, ha conservado un cierto “je ne sais quoi”.

Con sus anchas calles, sus coloridas fachadas y su arquitectura colonial, la ciudad es muy diferente al resto del país. Dé un paseo por la ciudad, que también es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, formada por un rígido entramado de calles históricas. Una vez de vuelta a bordo, contemple los monumentos y las características únicas del perfil de la ciudad mientras cena al aire libre. Durante el resto del día, disfrute de la playa del Rancho Luna, justo al lado de la bahía, o profundice en el baúl de los juguetes del yate. Al anochecer, puede volver a la ciudad para bailar en el Cienfuegos Club de Punta Gorda. Disfrute de las delicias de la discoteca cubana, de la música en directo y aprenda nuevos pasos de salsa.

Segundo día

Descanse los pies bailando mientras se adentra en el Mar Caribe hacia Cayo Largo a bordo del yate explorador Darwin 102 del CdM, Acala. En el camino, haga una parada en el hermoso y prístino Cayo Guano para un rápido chapuzón matutino para despertar, luego póngase cómodo y relájese, tomando el sol mientras pasa el tranquilo archipiélago de islotes de arena suave.
Cayo Largo es el único miembro habitado de este grupo de islas frente a la costa sur de Cuba y cuenta con algunas de las playas más impresionantes de la zona. Se cree que, cuando Cristóbal Colón desembarcó aquí en 1492, declaró que la isla era «la tierra más hermosa que los ojos humanos han visto».

Coja su equipo de buceo y pase la tarde practicando submarinismo o snorkel en las aguas cristalinas en busca de pequeños tiburones, peces tropicales y tortugas marinas en el arrecife de coral que hay bajo su yate, o camine un poco hacia el interior y visite la granja de tortugas de la isla.

Eche el ancla cerca de Playa Paraíso, la mejor franja de arena de Cayo Largo, para disfrutar de una velada gastronómica a bordo. Vea cómo se pone el sol y dese un baño a medianoche en las aguas azules de la pequeña cala.

Alquiler barcos lujo

Tercer día

Rica por su nombre, rica por su naturaleza, la bahía de Cayo Rico cuenta con una abundante población de iguanas locales. Dedique la mañana a recorrer la isla en busca de estos lagartos tropicales. Después, tómese su tiempo para explorar la exótica flora y fauna, algunas de las cuales es poco probable que se encuentren fuera del Caribe.

Siga explorando Cayo Rico durante la tarde, desconecte y disfrute de la isla desierta. Mientras se pone el sol, escápese a la polvorienta Playa Sirena para disfrutar de una deliciosa cena al aire libre.

Cuarto día

Es hora de aprovechar el fructífero mar Caribe y pasar todo el día buceando por la isla de Cayo Rosario, uno de los mejores destinos de buceo de Cuba. A pesar de su nivel de habilidad, hay muchos sitios de buceo alrededor de la isla para elegir y hay una abundancia de arrecifes, paredes, cuevas, cavernas, nadadores y naufragios para explorar. El agua es tan clara y atractiva y alberga casi 600 especies de corales y esponjas: querrá estar en ella durante todo su viaje.

Si eso no le apetece, Cayo Rosario es una isla paradisíaca tropical sin habitantes, así que relájese y tome el sol en sus perfectas playas, disfrute de una bebida o vaya a pescar. Llénese de pescado recién capturado y disfrute de la cena a bordo, cocinada al momento por su chef.

Alquiler barcos lujo

Quinto día

El Canal de Quinto es una parada perfecta para un día de acercamiento a la extraordinaria naturaleza que habita en el Caribe. Suba en el kayak de su yate por la red de canales para obtener una vista inigualable de los famosos manglares. Asegúrese de dedicar un momento a saltar a las piscinas naturales para darse un refrescante baño, o láncese a la aventura caminando por la isla.

Si alguna vez ha querido nadar con delfines, hay oportunidades para hacerlo en la isla. Por la noche, navegue a bordo de vuelta a tierra firme y despierte en la isla de Cayo Sal.

Sexto día

Al despertar en Cayo Sal, el lugar por excelencia para la relajación, se encontrará, posiblemente, en el lugar más aislado y tranquilo de su charter. Para un entrenamiento completo de relajación de cuerpo y mente, Cayo Sal es el lugar perfecto para probar un poco de yoga de paddleboard. Si no puedes mantenerte en pie, las cálidas aguas están ahí para atraparle.

Como tal vez la última oportunidad de explorar el colorido océano caribeño, practique snorkel y contemple el increíble arrecife de coral y las diferentes especies de peces, cigalas y tiburones. O bien, haga una excursión por el interior hasta la laguna natural que se ha convertido en un espectacular lago salado en el centro de la isla.

Séptimo día

Regrese a la ciudad de Cienfuegos con una sensación de frescura y curiosidad por conocer más sobre la cultura cubana. Abastézcase de puros cubanos, café y ron mientras recorre la ciudad. Si no lo ha hecho antes, asegúrese de hacer una parada para tomar un mojito frío mientras contempla los numerosos puntos de interés histórico y cultural de la ciudad, como el Bulevar de Cienfuegos y la Plaza José Martí. Si aún no se ha saciado de la vida submarina, pregunte a los lugareños por «Notre Dame», una formación natural de coral que parece dos grandes pilares de catedral en Cienfuegos. Si quiere quedarse más tiempo explorando Cuba, la pintoresca ciudad de Trinidad, con su casco antiguo colonial, sus calles empedradas y su plaza principal neobarroca, está a poco más de una hora en coche clásico americano, al igual que Santa Clara, la ciudad conocida por sus hitos revolucionarios.

Alquiler barcos lujo

Alquiler de yates de lujo. Alquiler de barcos de lujo en Ibiza Alquiler yates Ibiza lujo.
Abrir chat