GARÇON y ACE en su primera misión medioambiental

Apenas unos meses después de comenzar el nuevo año, ya ha visto una serie de desarrollos importantes dentro de la industria náutica, uno de los cuales ha sido la creciente relevancia de la sostenibilidad ambiental. Utilizar tecnologías híbridas, ser conscientes de los materiales que se utilizan a bordo y limitar los productos de desecho son solo algunos de los avances que se repiten en el sector.

La preocupación por el medio ambiente en el contexto de las nuevas construcciones y los diseños se está convirtiendo en un lugar común, pero aún así, muchos propietarios pueden sentir que carecen de tiempo, comprensión o recursos para lograr un impacto significativo. Así pues, la pregunta sigue siendo: ¿qué pueden hacer los propietarios de yates para marcar la diferencia una vez que todas las piezas se han unido y su yate ha sido entregado?

Tras el éxito de su limpieza masiva en diciembre del año pasado, el capitán del yate a motor ACE, Vladimir Celar, y su tripulación, que han formado el Comité Medioambiental de Ace Garçon, tienen planeados otros proyectos medioambientales para el futuro, lo que demuestra lo fácil que es marcar la diferencia en los océanos y el medio ambiente que es vital para nuestra industria.

El comité recibió su nombre de los yates que manejan. El yate a motor Ace, de 87 metros de eslora, construido por Lürssen en el año 2012, es conocido por viajar con su embarcación de apoyo, GARÇON, de 67,15 metros de eslora. La embarcación de apoyo construida por Damen, que fue la primera embarcación de apoyo de gran tamaño del astillero holandés, ofreciendo  apoyo, tripulación, avituallamiento y helicóptero al Ace. El propietario, que desea permanecer en el anonimato, dio el visto bueno para que el comité participara en estos proyectos medioambientales y apoya la idea del equipo: Participar. Reciclar. Salvar los océanos.

Armados con cientos de bolsas de basura, el capitán Celar de Ace y el capitán Laing de Garçon, así como su tripulación, tomaron la isla de Koh Yao Noi en la provincia de Phuket el 22 de diciembre de 2018. El comité organizó una limpieza masiva y el jefe de la aldea, Phuu Yai Baan, movilizó sus recursos, lo que resultó en una participación de unos 80 lugareños, incluidos 30 niños. Al menos 500 bolsas de plásticos y basura se llevaron en cuatro camiones para su reciclaje.

El capitán Celar se sienta con SYT y revela las razones que hay detrás de la iniciativa y cómo proyectos como éste podrían ser factibles para los propietarios de yates de todo el mundo.

Alquiler barcos lujo

¿Qué fue lo que le llevó a poner en marcha la iniciativa?
La contaminación de los océanos y de la Tierra, en general, es un problema global que nos afecta a todos. Creo que todo el mundo debería hacer algo para ayudar, por grande o pequeño que sea. Hace un par de años que los capitanes de Ace (yo mismo y Nick Street) y Garçon (James Laing y Matt Smith) han estado trabajando para lograr formas más ecológicas y eficientes en cuanto al funcionamiento de los yates, los productos utilizados para la limpieza y el mantenimiento, y la reducción de los residuos, especialmente los plásticos.

En septiembre del año 2018, antes de nuestro viaje a Asia para la temporada de invierno, decidimos llevar esta iniciativa más allá y crear el Proyecto Ambiental Ace Garçon. Se formó un comité con voluntarios y miembros de la tripulación de cualquier rango. Establecimos los objetivos y gestionamos el proyecto, ¡y toda la tripulación de ambos yates se mostró supercontenta de participar!

Ya existen algunos proyectos medioambientales establecidos, ¿por qué decidieron crear el suyo propio y no unirse a otro proyecto?

Hay muchos proyectos y organizaciones medioambientales, pero nosotros queríamos hacerlo de forma totalmente independiente para dar un buen ejemplo a otros yates. Nadie en el sector tiene que apuntarse a ninguna institución, simplemente se puede hacer. Al decir esto, colaboramos con el Club Náutico de Mónaco y presentamos nuestro trabajo el 28 de marzo de 2019 con la idea de animar a más propietarios de yates, capitanes y tripulantes a ser proactivos de cualquier manera posible.

¿Cómo proponen generar más presupuesto para estas iniciativas?

Queríamos demostrar que casi no se necesita presupuesto para reducir el uso de plástico, hacer una limpieza de playas o de lugares de buceo o educar más a la tripulación o a las comunidades locales. Lo discutimos con el propietario y le pedimos sólo unas horas al mes para que la tripulación se dedique a una buena causa con un presupuesto muy reducido. Es increíble lo que puede hacer un grupo de tripulantes con un par de lanchas y el equipo habitual de a bordo para lograr un cambio.

La limpieza masiva de manglares y playas que hicimos en Tailandia con la comunidad local no costó casi nada. Gastamos unos 1.000 euros de dinero donado en libros educativos, libros para colorear, bolígrafos hechos con periódicos reciclados y reutilizables.

¿Cuál es la respuesta que estáis recibiendo a esta iniciativa?

Estamos recibiendo una gran respuesta con personas y empresas que nos preguntan cómo pueden ayudar, o si podemos organizar proyectos similares en otros destinos del mundo. Uno de los mayores éxitos de estos proyectos ha sido que hemos puesto en contacto a muchas personas de las mismas zonas que deseaban hacer algo y ahora están planeando proyectos similares. También nos han invitado al evento Ocean Talks, que se celebrará en Londres el próximo mes de junio, para que compartamos nuestros proyectos, conozcamos a colegas y científicos con ideas afines y veamos si podemos llevar esto más lejos.

¿Qué más cree que podemos hacer como industria para ayudar a limitar el uso del plástico?

Hay muchas maneras de limitar el uso de plástico a bordo y en general. Hay muchos artículos en Internet que pueden colocarse en los comedores de la tripulación para educarla. Nuestra mayor contribución a la reducción de plásticos a bordo ha sido eliminar la compra de bebidas en botellas de plástico. Mantenemos depósitos de agua dulce y utilizamos la filtración y la mineralización, lo que hace que el agua potable a bordo sea de muy buena calidad. Toda la tripulación utiliza botellas de agua reutilizables y sólo con esto, con una tripulación de 46 miembros , eliminamos la compra de unas 1.500 botellas de plástico cada mes. Esto también reduce los costes de las provisiones y la eliminación de la basura, que se está convirtiendo en un gran gasto anual.

¿Tener capacidades económicas a bordo de los yates requiere nuevas habilidades?

La verdad es que no. Las tripulaciones profesionales de los yates están más que capacitadas para gestionar este tipo de proyectos. Además, entre la tripulación siempre hay personas con diversas titulaciones universitarias que no se utilizan para el trabajo a bordo, pero que pueden resultar útiles: biólogos marinos (como Daniella, de Garçon), fotógrafos, videógrafos y profesores. Además, siempre hay algunos defensores de los árboles, veganos y otros guerreros verdes modernos dispuestos a dar un paso más.

¿Ha visto una diferencia en la actitud de los propietarios que quieren hacer, y ser vistos haciendo más para ayudar?

Nuestro propietario está muy contento de que hagamos estos proyectos y está orgulloso de que lo hagamos, pero desea permanecer en el anonimato. Creo que definitivamente hay diferencias en las actitudes de los propietarios de yates que están dispuestos a ayudar, lo cual es algo que debemos acoger y aceptar. Conozco varios yates que están realizando diferentes proyectos en todo el mundo, desde ayudar a las comunidades locales después de los desastres naturales, pasando por la limpieza de playas, hasta que los propietarios permiten que sus yates se utilicen como buques de investigación científica. Esto no ocurría en la navegación a vela hace 20 años.

Alquiler de yates de lujo. Alquiler de barcos de lujo en Ibiza Alquiler yates Ibiza lujo.
Abrir chat