El boom post Covid en las ventas de superyates

A principios del año 2020, el impulso estaba creciendo y los acuerdos empezaban a concretarse. Y entonces llegó Covid. Fue como si el mundo se detuviera, mientras respirábamos y nos preguntábamos qué veríamos en los próximos meses. Algunos predijeron caídas importantes, otros pensaron que podría haber un poco de movimiento, pero ninguno de nosotros sabía lo que pasaría. Al igual que muchos en la industria, yo había experimentado personalmente las fluctuaciones del mercado de los yates a motor en el pasado, como la crisis financiera de 2008, sin embargo en ese momento otras regiones del mundo, como Asia, realmente se recuperaron. El año 2020 fue diferente, ya que todo el mundo se vio afectado y creo que todos los astilleros esperaban lo peor. El consenso general era que el mercado se desplomaría a medida que la economía entrara en recesión, y esto estaba respaldado por las expectativas de los compradores que no podían viajar para ver, inspeccionar, comprar y utilizar los yates después de la compra.

Este parecía ser el caso al principio de la pandemia, cuando salió a la luz un número limitado de ofertas y oportunidades interesantes. Algunos vendedores entraron en pánico y los compradores hicieron grandes tratos en ese momento, a menudo sin ver el yate. Con el paso de las semanas, quedó claro que el mercado estaba experimentando un gran cambio y se estaba fortaleciendo, sobre todo cuando los compradores podían viajar para ver los yates y el sector de los corredores se había adaptado para organizar visitas virtuales.

Experimentamos una avalancha de nuevos compradores que entraban en el mercado. Estas personas buscaban un entorno seguro que pudieran controlar, y la posibilidad de viajar libremente con amigos y familiares. La pandemia hizo comprender a muchos que en el pasado habían pensado en comprar «algún día» que ese día era ahora.

A medida que avanzaba el verano, vimos un repunte positivo en las consultas reales, y la venta exitosa de yates de precio razonable que continuó hasta el finales de año. Hasta tal punto que actualmente, a finales del año 2021, hay un stock limitado tanto en el mercado de de segunda mano como en los yates nuevos de los fabricantes. De hecho, algunos de los fabricantes de producción han reducido su producción de yates de más de 30 metros, ya que se han introducido nuevas normas de emisiones para las quillas colocadas después del inicio de 2021. Esto hace que el limitado stock de barcos nuevos que llegan al mercado sea aún más ajustado.

Alquiler de yates. Alquiler de barcos baratos en Ibiza
Loading...

Espere por favor...

Suscribase a nuestro Newsletter

Suscríbase y reciba noticias sobre los nuevos barcos y OFERTAS disponibles en el mercado del chárter.


Suscribirse
Abrir chat