Matt Kutcher en su yate DutchCraft Go-N-Hot

Fondeado actualmente en Florida, el DutchCraft 56 Go-N-Hot fue entregado a sus propietarios por DutchCraft en la primavera del año 2021 – justo a tiempo para pasar el verano con la familia navegando en Nassau en las Bahamas. Sabiendo exactamente lo que quería después de poseer todo tipo de embarcaciones pequeñas desde una edad temprana, el propietario del yate, Matt Kutcher, estaba dispuesto a hacer realidad sus grandes sueños.

Como explica, hay una historia detrás tanto del color del casco como del nombre: «Estuve mirando diferentes colores y pronto decidí que no hay un color más chulo que el verde Tiffany. Cuando regalas una caja Tiffany a alguien, ¡no importa lo que haya dentro!». El yate verde coral fue bautizado en admiración a la singular ocupación del propietario: «Soy pirotécnico, ¡hago explotar cosas para el cine! Así que haber dicho ‘going hot’ un millón de veces en el plató antes de una explosión, me pareció un buen nombre para el barco». El cual, nos asegura Kutcher, no va a explotar a corto plazo.

La forma de encajar los juguetes era una parte esencial del diseño para Kutcher, y el equipo de DutchCraft le ayudó a reconfigurar la distribución para adaptarla a sus necesidades. «La mayor personalización fue trasladar la moto acuática a la zona de proa en lugar de tener esa zona como lugar para tomar el sol. Al hacer esto, se libera toda la plataforma trasera, se mantiene libre de desorden y nos da otra plataforma para jugar», dice Kutcher. «Pasamos nuestro tiempo a bordo pescando, remando, buceando, tomando el sol y cenando, por lo que necesitábamos un almacenamiento inteligente para todo nuestro equipo y los SeaBobs».

«Mantenerla cómoda es fácil gracias al sistema de estabilización y trimado Humphree, que elegí porque funciona muy bien cuando está en marcha». Kutcher continúa explicando por qué le impresionó tanto el diseño de DutchCraft durante los 12 meses de construcción. «Se aseguraron de que la forma siguiera a la función con su diseño utilitario», dice. «La belleza es que el barco puede ser manejado por una sola persona y utiliza cada centímetro cuadrado para vivir o jugar».

Pasar la noche es un placer, ya que los cuatro camarotes con capacidad para ocho invitados están equipadas con tres grandes baños. «Se equilibra muy bien», explica Kutcher. También hay un flybridge con su propia mesa de comedor y asientos convertibles, un bar y asientos de doble ancho en la estación de navegación. Con otra zona de comedor y bar en la cubierta principal, hay asientos para un máximo de 36 invitados a bordo.

Alquiler de yates. Alquiler de barcos baratos en Ibiza
Loading...

Espere por favor...

Suscríbase a nuestro Newsletter

Suscríbase y reciba noticias sobre barcos, yates de lujo y OFERTAS disponibles en el mercado del chárter.


Suscribirse
Abrir chat